Media Cuartilla

Las canciones machistas que ya no canto

cassette

Por Matilde Córdoba

Antes que pudiera descargar Spotify en mi celular y de poner la antena en el carro sin temor a que me la robasen en un parqueo, solía escuchar una sola emisora cuando iba camino al trabajo. Casi siempre cuando faltaban dos semáforos antes de llegar al periódico salía en la radio una canción que me atraía por el ritmo y que sin darme cuenta me aprendí. Digamos que me aprendí el coro. Un día le puse cuidado a la letra y para mi sorpresa me descubrí rogándole a un ex, sabrá Dios cuál, que me ayudara a olvidarlo: no me trates bien ni sonrías más… Sé un ex de verdad, trátame mal, ayúdame con eso.

Supe después que la canción se llama un ex de verdad (los ex de verdad son los que maltratan según las intérpretes) y que la cantan dos muchachas cuyo nombre artístico es Ha-ash. Para no caer en la tentación de cantar la canción, ahora cambio la emisora cada vez que la ponen en la radio. Reflexioné desde entonces en cuánto machismo trae la música y cómo nosotras lo validamos aceptándola, cantándola, pidiéndola en las radios, yendo a los conciertos de esa gente. Si no estamos suplicando que un hombre no nos deje, estamos justificando y a veces pidiendo el maltrato. No importa que las interpreten mujeres u hombres.

Me di cuenta que a mi sobrina de seis años también le gusta esa canción. Lo descubrí en un viaje al mar. “Súbale a mi canción”, le dijo a mi cuñado. Al oírla recordé entonces que ella suele escuchar radio Disney mientras se viste para ir a la escuela y que seguramente ahí la ha escuchado. Inmediatamente reprendí a mi hermana, pero ella dudando respondió que yo podía estar exagerando y agregó que habían letras más nocivas.

Antes de escribir esto hice una búsqueda en google para saber qué se ha escrito al respecto y encontré esta lista muy buena, entre las que resalta una canción que a una de mis hermanas y a mi nos fascinaba. La solíamos cantar a grito partido sin percatarnos en las barbaridades que repetíamos. Seguro la conocen porque siempre sobra quien la cante en un karaoke fingiendo sensualidad. En una de las partes medulares dice qué bellos son tus celos de hombre que sientes cada vez que me voy.

No hablemos de las bachatas. Me repugna su ritmo pero más su letra. No sabía de qué trataban porque soy tan intolerante con este tipo de música que jamás he escuchado más de 10 segundos sin irritarme, pero hace poco un comediante mexicano decía que las mujeres no se ofenden si Romeo Santos les hace una propuesta indecente pero sí cuando se trata de un hombre de a pie. El comediante tarareó la canción, obligándome a ir a buscarla y a oír dos minutos de machismo versión bachata: Si te falto el respeto y luego culpo al alcohol, si levanto tu falda ¿me darías el derecho a medir tu sensatez?

Un amigo me ha insistido en el alto contenido misógino de las canciones gruperas. Como hasta ahora no padezco de gastritis preferí no causármelo a causa de un enojo luego de escuchar esta música.

Hasta aquí dejo la media cuartilla porque deben hacer click en los hipervínculos que les dejé para identificar qué canciones machistas escuchan ustedes. Ojo: Bob Dylan y los Beatles están dentro. Aquí el enlace.

 

A %d blogueros les gusta esto: