Mi historia con las piñatas

Por Matilde Córdoba
Hoy no es un día de confesiones pero yo haré una: me caían mal las piñatas. Participar en una era para mí un compromiso social poco gratificante. Llegaba a las fiestas y me sentaba esperando que a nadie se le…