Sonidos con historia

Por Matilde Córdoba
Desde que estaba pequeña me acostumbré a dormir oyendo algún ruido. Cualquiera menos el de un grillo. Ese, el del grillo, me suena a tristeza. Cuando oigo alguno me levanto de inmediato a aumentar la intensidad del abanico y me…